martes, 19 de agosto de 2014

Martes - Libros Liberados

¡Hola holita!



Bueno, aunque hoy se día de reseña no es lo que os vais a encontrar aqui. Hoy venimos a hablar de una practica que ayuda a fomentar la lectura pero que por desgracia no se lleva tan a cabo como podría (y como hace años). Ahora os estaréis preguntando a ver de que hablo, ¿verdad? Bueno, pues hoy os vamos a hablar de los "Libros liberados" o también conocidos como "Libros viajeros".

Para los que no sepáis lo que es vamos a daros una breve explicación. Los libros liberados son aquellos libros que lees fuera de casa y que al terminarlos los dejas en el sitio que estés, y luego te vas. Si, te vas dejando el libro por ahí. Aunque hay mucha gente que se lo termina en casa y luego lo saca para dejarlo en algun lugar, que todo puede ser. Pero a lo que íbamos, te vas dejando el libro si, pero lo que haces es dejar ese libro a la espera de que otra persona lo encuentre, lo lea y haga lo mismo. Para ello, obviamente, en la primera pagina del libro hay que escribir que es un libro liberado (con una breve explicación de lo que es) o puedes escribir también la ciudad y la fecha en el que lo dejas; por ejemplo: Bilbao 21 de febrero de 2014.

Poco a poco esta practica va creciendo y gracias a redes sociales, blogs y demás medios ahora la gente publica el sitio donde lo deja para asegurarse de que alguien lo coge, o sino, al ponerlo, queda con alguna persona que responda al mensaje y así, dárselo en mano.
La practica en si es una gran idea y es otra manera de fomentar la lectura o de compartir libros que nos gusten con el resto de la gente. Ademas, quien sabe, quizas un libro que comienza en Barcelona puede acabar en Murcia tras pasar por Jaén.

Obviamente esta practica tiene sus inconvenientes, por ejemplo, que nadie lo coja y se ponga a llover, que lo cojan y lo tiren en vez de leerlo o sencillamente que después de leerlo no lo liberen. Hombre, lo mejor seria que esto no se perdiese ni se cortase, sino que se animase a la gente a continuar esta practica, pero para ello debemos confiar en la gente y rezar porque realmente lo seguirán haciendo.

Yo escuche hablar de esta practica hace mucho tiempo tras encontrarme un libro en una parada de autobús, y también he dejado un par de libros, a los que sinceramente espero que alguien acogiese para después liberarlos. ¿Y vosotros que me decís?, ¿alguna vez os habéis encontrado alguno?, ¿os gusta esta practica?

Dejadnos vuestras opiniones :)

1 comentario:

  1. Cuenta leer un libro liberado sin que yo lo haya encontrado?

    ResponderEliminar

Querido habitante de la madriguera: ¿Sabes que con cada comentario que haces en el blog, me sacas un sonrisa? Pues si, lo hacéis, una enorme ademas :D Así que por favor, ¡escribe todo lo que te apetezca! Eso si sin faltar al respeto a nadie por mas que las opiniones sean diferentes :D

Por favor, No hagáis spam. Si queréis que me pase por vuestro blog podéis decirlo, pero sin links de ningún tipo. Los comentarios ofensivos y con spam serán eliminados.